Noticias

19/10/2018

Fortalecen técnicas de identificación taxonómica de Moscas de las Frutas

Con el objetivo de fortalecer técnicas en microscopía óptica, así como en aspectos relativos a la identificación taxonómica de especies de Moscas de la Fruta, analistas del Laboratorio de Sanidad Vegetal y Biología Molecular del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), recibieron capacitación técnica durante esta semana.  

Las actividades se realizaron desde el lunes 15 al viernes 19 del corriente, en la Dirección de Laboratorios, en San Lorenzo, y contó con la cooperación del especialista en entomología del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), MSc. Alexander Rodríguez.

Durante las jornadas de capacitación se trabajó en el desarrollo de métodos taxonómicos de identificación de la Mosca de la Fruta, basados en caracteres morfológicos y morfométricos, que permitirán identificar y actualizar el listado presente de esta especie de insecto en Paraguay.

Del mismo modo, se realizaron prácticas en microscopía óptica, puntualmente el equipo Axio con sistema de contraste diferencial de fase, el cual permite tener un mejor desempeño en la captura y observación de organismos.

La Directora de Laboratorios, Ing. Agr. Carolina Garay, explicó que lo que se pretende es fortalecer la capacidad analítica en identificación de esta plaga, teniendo en cuenta que los mismos son perjudiciales y son las principales limitantes para la exportaciones de frutos frescos, por lo que se necesita precisión en las detecciones, teniendo en cuenta la diversidad de especies. 

“Tenemos registradas 29 especies de moscas de la fruta presentes en el país, 28 pertenecen al género Anastrepha y una especie del genero Ceratitis,Ceratitis capitata. Además, se está trabajando en la caracterización de dos nuevas especies, las cuales podrían ser nativas”, explicó la Ing. Garay.

Agregó que las moscas de la fruta son plagas agresivas para los frutos en estado in natura teniendo en cuanta que ovipositan en la fruta y desarrollan otras generaciones de moscas, al tiempo de facilitar la entrada de otros microrganismos, afectando la calidad del fruto. 

Igualmente, señaló que se realizan monitoreos e instalaciones de trampas en Itapúa, Cordillera, Misiones y Concepción. En este último departamento se trabaja desde 2003 en un sistema de mitigación de riesgo para descartar la presencia de Anastrepha grandis, que podrían afectar la producción de cucurbitaceas para exportación. Hasta la fecha, la mencionada especie de mosca no se encuentra presente en el primer departamento.