Noticias

18/01/2018

No se reporta presencia de caracol africano en cultivos

El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE),  informa que hasta el momento no se ha detectado ni reportado la presencia del caracol gigante africano, Achatina fulica, en cultivos agrícolas.

La Dirección de Protección Vegetal del SENAVE, indicó que la plaga forma parte de los Programas de Vigilancia Fitosanitaria que lleva adelante la institución, pero que no hay reportes de su dispersión hacia zonas de cultivo. Sin embargo, técnicos de la oficina regional de Alto Paraná, han acudido a los lugares donde recientemente se hallaron los caracoles para su identificación y manejo.

En ese sentido, las Áreas de Vigilancia para el monitoreo y prospección del caracol africano están establecidas en los Departamentos de Misiones, Ñeembucú, Itapúa y Alto Paraná, además de las riberas del Río Paraguay y Paraná.

La presencia del molusco en cultivos agrícolas podría representar una gran amenaza para el sector, teniendo en cuenta que se trata de un herbívoro polífago que ataca a más de 100 especies de plantas cultivables, y dependiendo de las condiciones medioambientales, se reproducen a razón de 30 a 300 huevos por puesta. 

Asimismo, es considerada una de las 100 plagas más importantes por su peligrosidad. Aunque son lentos y aparentemente frágiles, son plagas frecuentes a escala mundial y figuran entre los invasores más agresivos, de acuerdo con la Dirección de Protección Vegetal. 

Cabe señalar que la manipulación de estos especímenes puede representar un peligro para la salud de las personas, por lo que es necesario tomar precauciones como evitar el contacto directo y la utilización de guantes de latex. 

Para la eliminación de los caracoles se recomienda, poner los especímenes en una fosa colocando encima cal viva  y luego enterrarlos.