asfafsf

Noticias

17/02/2016

Monitoreo de cultivos de eucaliptos en Cordillera

Técnicos de la Regional Cordillera del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), realizaron trabajos de monitoreo de cultivos de Eucalipto, a fin de determinar la presencia o no, de la plaga conocida como Avispa de la Agalla (Leptocybe Invasa).

El monitoreo se realizó en plantaciones de las zonas de Santa Elena, Itacurubi y Mbocayaty, donde se procedió a la toma de muestras de plantas con síntomas sospechosos, las cuales fueron derivadas al laboratorio de la institución para los análisis correspondientes.

La citada plaga, que está considerada como una peligrosa amenaza para viveros y plantaciones jóvenes, es una microavispa que ataca hojas y ramas delgadas de eucalipto, provocando agallas en las nervaduras principales, causando la deformación de las mismas. Cuando el daño ocurre en ramillas delgadas, causa la defoliación y muerte de los ápices de las hojas, deteniendo el crecimiento de las plantas afectadas.

Cabe recordar que existen reportes de la presencia del insecto en los Departamentos de Alto Paraná, Caazapá, San Pedro, Caaguazú y Paraguarí.

Entre las medidas de control para los viveros, se recomienda el monitoreo de plantas madre y plantines para la detección de plantas con agallas, la destrucción de todas las mudas con presencia de agallas a través de la quema, la instalación de trampas amarillas para la captura de adultos, semanal o quincenal, restricción de movimiento de plantines con síntomas y el uso de variedades resistentes.

Para los cultivos en áreas experimentales se recomienda cortar todos los árboles atacados. Las ramas deben ser retiradas y quemadas inmediatamente, con lo que se intentaría erradicar la plaga del área. En caso de que los rebrotes de los materiales cortados presenten agallas nuevamente deben ser cortados y quemados.