Noticias

05/11/2015

Buscan mejorar la calidad del sésamo para exportación

Apuntando a optimizar la calidad del sésamo paraguayo para garantizar el cumplimiento de las exigencias fitosanitarias de los mercados internacionales, el experto japonés en el rubro, Hirashi Takimoto, colaborará durante un año con el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) y otras instituciones públicas y privadas ligadas al sector productivo del rubro.

El técnico japonés, fue presentado esta mañana en un breve acto en la Dirección de Laboratorios en San Lorenzo.

Durante el evento, el Ing. Agr. Francisco Regis Mereles, Presidente del SENAVE, agradeció la presencia del experto y el apoyo de la Agencia Internacional de Cooperación del Japón (JICA).

Además de los trabajos con el SENAVE, Takimoto colaborará con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (CAPEXSE). La coordinación y los planes de trabajo quedarán establecidos y oficializados con la firma de un convenio que será firmado en los próximos días.

El Ing. Mereles, indicó que se debe seguir insistiendo en la aplicación y el cumplimiento de las Buenas Prácticas Agrícolas en sésamo por parte de los productores y también del sector privado, para que los productos paraguayos lleguen inocuos a destino y ya no existan rechazos por no cumplir con las exigencias fitosanitarias.

Por su parte, HirashiTakimoto, dijo que en Japón tuvo a su cargo el análisis de los productos importados de Paraguay, y señaló que las detecciones de residuos por encima de los límites permitidos por su país implicaron un aumento de los controles sobre los productos nacionales. Agregó que parte de la solución a estos problemas es la realización correcta de los análisis de plaguicidas y el uso adecuado de los mismos por parte de los productores.

El Dr. Alfredo Gricyuk, Director de Laboratorios de la institución, señaló que durante la estadía del experto japonés en el país, se buscará insistir en el mejoramiento en las técnicas de muestreo y análisis de residuos, además de verificar los trabajos de campo.

Igualmente, explicó que los problemas encontrados en las cargas de sésamo rechazadas son puntuales, no generales, por lo cual se pretende identificar si existen zonas específicas donde no se estén respetando las recomendaciones técnicas para la producción y manejo poscosecha del sésamo.

El año pasado Paraguay exportó 34.470 toneladas de Sésamo, en cuya producción intervinieron entre 50 y 60 mil productores, cultivando una superficie de alrededor de 100 mil hectáreas.